Teofanías

5 May

Escucha Teofanías:

NO BUSQUES MÁS, NO HAY TAXIS.

Piensas que va a llegar, avanzas,
retrocedes, te angustias,
desesperas.

Acéptalo
por fin: no hay taxis.

Y ¿quién ha visto un taxi?

Los arqueólogos han desenterrado
gente que murió buscando taxis,
mas no taxis.

Dicen
que Elías, una vez, tomó un taxi,
mas no volvió para contarlo.

Prometeo quiso asaltar un taxi.
Sigue en un sanatorio.

Los analistas curan
la obsesión por el taxi,
no la ausencia de taxis.

Los revolucionarios
hacen colectivos de lujo,
pero la gente quiere taxis.

Me pondría de rodillas si apareciera un taxi.
Pero la ciencia ha demostrado
que los taxis no existen.

Este poema ha sido tomado del apartado Práctica Mortal, del libro Reloj de Sol (1995) de Gabriel Zaid, editado por El Colegio Nacional.

Análisis por Lizette Noriega: 

En sus ensayos Gabriel Zaid se caracteriza por usar la ironía y el humor para criticar a la vida cultural mexicana. En este poema se percibe una clara nota humorística; una teofanía es una aparición de una divinidad ante los seres humanos, así, nos topamos con este incitante título para después leer sobre la no existencia de los taxis. Es claro que se está hablando de dios, quizás, Zaid utilizó a los taxis como una metáfora de que dios puede ser cualquier cosa.

Expresa una angustia real ante un absurdo de una manera preciosa. El poema transmite y no obstante es un absurdo, puede que el lector al enfrentarse al poema suelte una que otra risa y si se queda lo suficiente pasa a otro plano, al plano analítico. Es tan absurdo el poema como la obsesión de esa gente por los taxis, como esa obsesión de las personas en necesitar encontrar algo más, algo que le de sentido a una vida, a la historia: “los arqueólogos han desenterrado gente que murió buscando taxis”. 

Este poema me gustó mucho, pues se vale del humor para hablar de un tema que ha inquietado a la humanidad desde su creación. Gabriel Zaid habla de algo tan serio de un modo irreverente. La última estrofa en particular es mi preferida: “me pondría de rodillas si apareciera un taxi. Pero la ciencia ha demostrado que los taxis no existen”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: