Nocturno

7 May

Escucha Nocturno:

Manantiales del agua
ya perenne, profunda vida
abierta en tus ojos.

Convive en ti la tierra
Poblada, su verdad
numerosa y sencilla.

Abre su plenitud
callada, su misterio,
la fábula del mundo.

Hallan su vocación
del Huerto, su quehacer,
manos contemplativas.

Estalla un mediodía
nocturno, arde en gracia
la noche, calla el cielo.

Tenue viento de pájaros
de recóndito fuego
habla en bocas y manos.

Viñas, las del silencio.
Viñas, las de las palabras
cargadas de silencio.

Este poema ha sido tomado del apartado Seguimiento, del libro Reloj de Sol (1995) de Gabriel Zaid, editado por El Colegio Nacional.

Análisis

Por: Gabriela Pablos

El Nocturno se retoma y evoluciona de un concepto que ha sido desarrollado con anterioridad en la poesía de varios escritores: Rosario Castellanos, Octavio Paz, Manuel Acuña y José Asunción Silva entre otros.  Gabriel Zaid por su parte presenta una aproximación naturalista en donde el ser amado es naturaleza pura. La naturaleza es un elemento presente y dual en la construcción del ser amado. “Convive en ti la tierra poblada, su verdad numerosa y sencilla.” (4-6)

El habla y el silencio conviven con elementos de la naturaleza formando figuras retóricas paradójicas. Y siembran en el lector sentimientos antagónicos,  ubicados en polos distintos. Evocando el mismo antagonismo contradictorio y contrastante que sufre todo aquel que se encuentra enamorado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: